Piticlín, piticlín…

Zapatero y monja 

Confieso que no fue ojo por ojo, ni diente por diente…Se trató de una casualidad como un castillo…

Suena el móvil, lo cojo y una voz al otro lado del teléfono dice:

Voz telefónica: ¿Eres Bienvenida?
La Sor Citroen: No, me parece que se ha equivocado.
Voz telefónica: Por favor, podría decirme a que número he llamado entonces…es para no equivocarme otra vez.
La Sor Citroen: Si ha llamado usted al :9 5……….
Voz telefónica: ¡Madre mía! pues no he acertado ni uno, estoy fatal….Bueno pues lo siento.
La Sor Citroen: Ja, ja, ja,…no pasa nada, equivocarse es de humanos…

Cuelgo el teléfono me siento en mi sitio e inmediatamente caigo en la cuenta….:

La Sor Citroen: ¡Ay madre! y tanto que no ha acertado ni uno, si el número de teléfono que le he dado es el de la línea fija….

Basado en hechos reales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s