Mantillas y penitentes o nazarenos

Instrucciones para vestirse de mantilla
Consejos para vestirse de mantilla

He nacido en una ciudad en donde la Semana Santa se vive con cierta intensidad. Algunos miembros de mi familia son hermanos de la Hermandad del Santo Entierro y Sepulcro, por lo que en la familia tenemos algunos trajes en propiedad.
Aunque yo no estoy inscrita en dicha Hermandad, si que he salido varios años en procesión.

Algo típico en mi  pueblo es que las mantillas salgan procesionando con los penitentes en algunas procesiones. En Sevilla por ejemplo las mujeres se visten para pasear y visitar pero no procesionan.
Yo nunca me he vestido de mantilla, entre otras cosas por la vergüenza, menudo repaso te hace la gente conforme vas desfilando: “Mira que medias lleva”,  “Menudo escotazo”, “Qué vestido más feo”, “Esta es la hija de…” etc
Por otro lado, las mujeres suelen ponerse tacones y yo esto lo llevo bastante mal, y además la cosa se complica mas aun si las calles son de adoquines. Nunca he visto a una mantilla descalza.

Para mi vestirme de mantilla si que sería una penintecia. Bueno pues el Viernes Santo mientras veía pasar una procesión en mi pueblo, “La caida” no pude evitar escuchar los comentarios que hacían un grupo de mujeres que tenía al lado mio. Para que os hagáis una idea de la situación, eran lo que yo llamo las típicas mujeres embrutecidas, muy fuertotas y con la camiseta de propaganda “Perfumerías Pepi”.

Mujer 1: ¿Has visto que taconarros llevan?
Mujer 2: ¡Qué barbaridad!, es normal, esas no son como nosotras. Esas no trabajan y están todo el día con los tacones puestos.

¡Pero qué tendrá que ver el tocino con la velocidad!

M. Superiora

Anuncios

5 Respuestas a “Mantillas y penitentes o nazarenos

  1. Sólo me he vestido de mantilla una vez y los tacones fueron un incordio. No fue en Semana Santa sino el segundo domingo de mayo en las fiestas de mi pueblo… Calles asfaltadas pero con mucha pendiente. Por la noche, “La Morenita” recorre todo el pueblo acompañada de penitentes y mantillas, que forman parte del cortejo.

    Estaba estrenando los zapatos y me escurría mucho con ellos, ¡incluso cuando subíamos haciendo el recorrido de vuelta! No sé cómo no acabé en el suelo 🙂 Terminé con dolor de cabeza de tanta emoción junta. Aún así, repetiría la experiencia y seguramente con tacones 😛

  2. ¡Qué cab… eres! 😈

  3. Blanca que prudente eres, no te cortes mujer, si todos sabemos que la Sobrina es muy cab_zona 🙂

  4. Madre, creía que el final era “naza” en vez de “zona” 😈

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s