El Padre Carlos y su calabacín

El Padre Carlos se pasó el otro día de visita por el convento, y le obsequiamos con algunos productos de nuestra huerta. Así de contento iba el buen hombre de vuelta con su calabacín…

Sor Tea

14 Respuestas a “El Padre Carlos y su calabacín

  1. Jajajajajajajjaajajjajajajajaa
    ajjajajajajajjajajajajajajajaa

    Amanda

  2. Jajajajaja! que carita!!!! jajajajaja!

  3. Sor Tea!!! Al rincón castigada jajajajaja

  4. Con tanta penintencia, apenas puedo salir del rincón, hermano Paranoias 😛

  5. Sor Tea pues sea un poquillo malilla y sáltesela, que yo le cubro las espaldas :mrgreen:

  6. jajaja…, qué vamos a hacerle si la naturaleza es sorprendente…, y si no cabía en la bolsa…, de que otra forma más cómoda podía llevarlo sin molestar a nadie? jajaja

  7. menudo pepino el de el padre…juasjaujsuas

  8. ¡Qué hermosura de hortaliza, hermana!
    Y la mirada, perdida…

  9. Ummm que rico calabacín…

    Un poco más grande y no le cabe entre las manos 😯

    Al padre se le ha puesto cara de vacilín 🙂

  10. Cardenal Marzinger-Z

    Madre, un poco de decoro, un poco, eh?

  11. Pues para calabacín el que me comí el otro día , relleno de rabo de toro…mas uno puso cara de asombro 😉

  12. Madre, madre, madre… avísenos para comer algo así 😛

  13. Pingback: La Madre Superiora entre calabacines « Cucha que te Digo, el blog de la Sor Citroen

  14. Pingback: La monja verdulera « Cucha que te Digo, el blog de la Sor Citroen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s