La monja varón de Úbeda

El caballero indeterminado, la monja varón de Úbeda

Viernes, 20 de Noviembre de 2009 11:00 CULTURA – NOTICIAS CULTURALES

El historiador Arsenio Moreno tenía los mimbres para trenzar la trama, pues la historia de la monja varón la conocen a pie juntillo todas las generaciones de ubetenses desde el siglo XVII hasta hoy que, incluso, se representa como atracción turística. De esa historia nace El caballero indeterminado. 

La vida de Magdalena Muñoz, la monja varón, o de Gaspar Becerra, soldado de los Tercios de Flandes, que, al tratarse de un ser hermafrodita, se convierte en excepcional, reúne en torno así el interés suficiente para ser novelada y difundida a los cuatro vientos.  Así lo entendió el ex alcalde de Úbeda, Arsenio Moreno, historiador y profesor de la Universidad Pablo Olavide de Sevilla, quien se pasó dos años recopilando toda la información histórica, real y veraz sobre el personaje.

Magdalena Muñoz nació en Sabiote y era hija del regidor y escribano Gaspar Muñoz. Ingresó en el convento de las dominicas de Nuestra Señora de la Coronada de Úbeda y, a la edad de 27 años a raíz de un accidente, se convierte en varón. “Al tratarse de un hermafrodita no era una persona apta para el matrimonio y la salida que tenía una mujer así era el convento”, comenta el escritor del libro. Añade que se sabe documentalmente que era un personaje muy varonil con una gran fortaleza y que, en un momento determinado, al realizar un sobreesfuerzo sufre una transformación física, un drástico cambio hormonal y se le desarrollan sus atributos masculinos. Ante esta circunstancia la monja Magdalena Muñoz es expulsada del convento, cuya superiora, al parecer, también había sido advertida por unos escandalizados vecinos de Sabiote de que se había cometido un error al admitir en sus muros a la hermana Magdalena.

La última noticia que se tiene de ella es que adoptó el nombre de su padre, Gaspar, y que se enroló en los Tercios de Flandes y Nápoles con el nombre Gaspar Muñoz. A partir de estos ingredientes, Arsenio Moreno urdió la trama que le da cuerpo a su novela El caballero indeterminado.

“El personaje de la novela es de ficción, pero me interesaba mucho desde un punto de vista psicológico. Ver cómo podía desenvolverse en la España de las primeras décadas del XVII una persona ambigua desde el punto de vista sexual, con un cuerpo de mujer, un hábito de monja y en un claustro conventual; y cómo ese mismo personaje convertido en soldado puede percibir el mundo”, explica el autor. La novela se desarrolla en tres marcos urbanos: Úbeda, las sierras de Cazorla y Sevilla, y Nápoles.

Arsenio Moreno Mendoza tiene publicada otra novela de trasfondo histórico, Hijos de Padilla, sobre la masonería del XIX.

Ignacio Frías/ Jaén

Esta noticia ha aparecido hoy en el Diario Jaén y me ha llamado la atención por varios motivos:

– Soy Ubetensa y en la vida había oído hablar de esta historia 😯
– Como “Monja” que usurpo, pues eso de que sea una Monja Hermafrodita pues como que 😯
– El autor de la novela es familia mía.

En fin mira que leo poco pero… esta creo que me la voy a leer 😉 me ha picado la curiosidad 😈

A saber cual fue el accidente que sufrió para que pasara lo que pasó 😯

Hay un dicho que dice:  “En Sabiote el que no es tonto, es cipote, y el que es listo va para ministro.” 

Pero vamos esto es sólo un dicho, yo conozco a gente de Sabiote y os puedo asegurar que todos son muy listos y sobre todo buena gente 🙂

Si váis por Úbeda no dejéis de visitar Sabiote, está a pocos kilometros y tiene un castillo  que merece la pena verlo, bueno y si de camino compráis la novela pues le hacéis un favor al autor y a la SGAE.

M. Superiora

Anuncios

5 Respuestas a “La monja varón de Úbeda

  1. Me encanta lo de “tuvo un accidente dentro del convento que le convirtió en varón”.

    En las paredes del mismo todavía se oye un “ven p’acá, hermana, que te voy a currar los problemas de lumbago de un p…”

  2. No cabe duda que esa monja-varçon habra dado mucho juego en el convento.

    Habra tenido a todas las monjas a sus pies.

    Pero una cosa muy importante, El Hombre de Los Conventos siempre ha sido El Jardinero que cortaba rosales y deshojaba margaritas….

    La Madre Superiora de la epoca estaba muy contenta con los servicios.

    Un Saludo, El Jardinero del Convento

  3. Cuando se lo lea…, coméntelo, porque eso del “gran” esfuerzo…, uf…, mal asunto.

  4. Pues lo leeré cuando lo tenga, porque me gusta mucho la Historia. Y me encantan los castillos, asi que este lo veré cuando pueda.

    Saludos!!

  5. Pingback: Middlesex (2002) de Jeffrey Eugenides « Bitácora de Josini, un asturianu ciudadanu del mundu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s