Archivo del Autor: SorCasiopea

La percha fálica

Cucha que te cucha mantenido entre SorCasiopea y su madre “SorPerigallo”, una Sor muy Sor:

SorCasiopea: jajajaja, ¿has visto la percha de los zapatos del peque? qué barbaridad, mira lo que parece…

SorPerigallo: 😳 sí… unas tijeras… ¿no? 😳

SorCasiopea: 😯 eso, eso

 

Actualización: Con permiso de Sor Casiopea subo la foto de la percha objeto de ese cucha que te cucha.

Aviso Importante

*Visto en el Bar Fernandito. Cerro del Águila. Sevilla

Cortita conversación divina

Hombre: Dios?
Dios: Si
Hombre: Puedo preguntarte algo?
Dios: Por supuesto!
Hombre: qué es para ti un millón de años?
Dios: Un segundo

Hombre: Y un millón de euros?
Dios: Un céntimo
Hombre: Dios …. podrías darme un céntimo?
Dios: Espera un segundo.

Sor Casiopea

Lluvia con las manos

 Aunque sea un vídeo os recomiendo que cerréis los ojos y lo escuchéis 😉

Es arte para ser escuchado,

Sor Casiopea

Reflexiones espirituales XLIII

Si caminar fuera saludable, los carteros serían inmortales.

Sor Casiopea

Dos sacerdotes decidieron ir a Hawai de vacaciones

curas_playa

Estaban determinados a tomar una vacaciones en toda regla, no usando nada que pudiera identificarlos como clérigos. Tan pronto el avión aterrizó, se dirigieron a una tienda y adquirieron algunas bermudas, camisetas, sandalias y gafas de sol realmente llamativos.

A la mañana siguiente bajaron a la playa vestidos con su atuendo turístico. Estaban sentados en sus sillas de playa, bebiendo un trago y disfrutanto del sol y el paisaje, cuando una rubia despampanante ‘que mataba”, usando un bikini topless pasó caminando junto a ellos que no pudieron evitar mirarla con admiración.

Al pasar frente a ellos, la rubia sonrió y dijo ‘Buen día, Padre’, Buen día, Padre’, saludando y dirigiéndose a cada uno individualmente al hacerlo. Ellos quedaron atónitos.

¿Cómo diablos podía ella saber que estaba frente a sacerdotes?

De manera que al día siguiente, ellos regresaron a la tienda y compraron prendas aún más llamativas. Una vez más, con su nuevo atuendo, se ubicaron en sus sillas para disfrutar del sol.

Luego de un momento, la misma rubia atractiva, usando un diferente y colorido bikini topless, volvió a pasar frente a ellos, y una vez más los saludó diciendo ‘Buen día, Padre’, Buen día, Padre’ y comenzó a alejarse.

Uno de los clérigos no pudo evitarlo y dijo,

‘Un momento, señorita’ ‘Si, Padre?’ ‘Nosotros somos sacerdotes, orgullosos de serlo, pero debo saber cómo es posible que usted sepa que somos clérigos, vestidos como estamos?

‘Ella replicó, “Padre, soy yo… la Hermana Catalina !”

Sor Casiopea

Paco que mi Paco

Montaje perfecto, ¡¡conseguidísimo!!

Via Misiones del otro lado de la Comunidad

Menudo marronazo

Si ya lo decía el hermano Die: “Lo peor es contenerse” 😉

Sor Casiopea

Reflexiones espirituales XXV

“La buena vida es cara. Las hay más baratas, pero no son vida”

Visto en un bar de Granada

Atrévete

¡¡ Esto es publicidad!!

Felicidades Wiskas

cumplegatoky2 

Muchas felicidades a nuestro querido gato del Convento que, entre hoy y mañana (porque él lo vale!), cumple mucho más que siete vidas.

Jesús te está mirando

Un ladrón, linterna en mano, entró a una casa a hacer de las suyas.
Cuando estaba escudriñando por la cocina en busca de la platería escuchó una voz que le dijo:
-Jesús te está mirando
El ladrón se sobresaltó, apagó la linterna e inmediatamente se puso a averiguar de dónde salía esa voz.
-Jesús te está mirando-, volvió a escuchar.
Así que encendió nuevamente su linterna y vio, encerrado en una jaula, a un loro que le repitió:
-Jesús te está mirando
El tipo se rió y le respondió:
-¿Y tú quién eres?
-Soy Moisés-, contestó el loro.
-¿Y quién fue el imbécil que te puso Moisés?
-El mismo imbécil que le puso Jesús al doberman que está detrás de ti.

Sor Casiopea

Reflexiones espirituales XII

El que no sea feliz que beba agua”

El jardinero del Convento

Publicidad original

Se trata de una página web Holandesa, y tienen una forma bastante curiosa y original de vender sus productos. No dejes de verla.
Por cierto ha sonido… por si acaso.


Quiero verla ya 🙂

Sor Casiopea

Igualdad cornua

Sor Casiopea

El de arriba es mi pastor

Más de una vez nos ha tocado un cristiano/a de éstos delante, ¿verdad?

El sábado pasado fui a una librería cristiana y vi un adhesivo que decía:

“Toca tu claxon si amas al de arriba”.

Yo estaba un poco deprimida, ya que venía de cantar con la coral de la parroquia y delante de más de un centenar de feligreses nos había salido fatal.

Además, los pastelillos que habíamos hecho para la fiesta de presentación del nuevo capellán se habían deshecho. A pesar de todo, compré el adhesivo y lo enganché al parachoques posterior de mi coche.

¡OH! Me puse tan contenta de haberlo hecho, que después de eso tuve una experiencia inolvidable. Al parar en un semáforo de la avenida principal, comencé a pensar en el de arriba y cómo es de bueno. No me di cuenta que la luz iba a cambiar.

Es bueno saber que alguien más ama a al de arriba, porqué de no haber sonado su claxon, nunca hubiese visto que el semáforo estaba en verde.

Pude darme cuenta que mucha gente ama al de arriba porque cuando estaba a punto de arrancar, otra persona comenzó a tocar su claxon como un loco y bajando su ventanilla me gritó, “¡Por el amor del de arriba…!”.

Yo, completamente embobada, no me movía de allí, y de repente todos comenzaron a tocar sus cláxones. Era fantástico ver la cantidad de gente que ama al de arriba. Saqué la cabeza por la ventanilla y saludé con la mano muy sonriente a toda aquella gente tan maja que expresaba tan fervorosamente lo que sentían por el de arriba. Hasta yo misma toqué el claxon unas cuantas veces para compartir aquella demostración de amor.

Vi a un hombre que me saludaba de una manera muy divertida, con el dedo del medio levantado y los otros cerrados. A mi hijo que venia en el asiento de atrás, le pregunte que quería decir eso y me respondió que era un saludo hawaiano para desear buena suerte.

Yo desbordando felicidad, le devolví a aquella persona el saludo de buena suerte. Mi hijo se partía de risa, hasta él estaba disfrutando de aquella maravillosa experiencia religiosa.

Algunas personas estaban tan llenas de alegría, que bajaron de sus coches y vinieron hacia mi. Estoy segura que querían felicitarme, rezar conmigo o tal vez preguntarme a que iglesia iba yo.

Pero en aquel mismo instante salí de mi éxtasis y me di cuenta de que la luz del semáforo ya hacia rato que estaba en verde. Para no hacer esperar a nadie dije adiós efusivamente a todos mis hermanos y arranqué de nuevo el coche para continuar adelante.

Sólo yo pude pasar, ya que el semáforo volvía a estar en rojo.

Me sentí un poco triste al tener que dejar a todos atrás después del momento tan bello de amor que habíamos compartido. Así que paré de nuevo el coche y sacando por la ventanilla las dos manos, envié a todos el saludo hawaiano de la buena suerte que acababa de aprender.

OH! Que grande es el de arriba por tener tan bellos seguidores.

Márcate un punto, envía esta historia a tus amigos y amigas.

EL de arriba nos ama. Un saludo hawaiano a todos.

Sor Casiopea

El de arriba es aTeo

A su imagen y semejanza 🙂

Sor Casiopea

Papa Noel borracho

Papa Noel potando
Esta foto fue hecha estas pasadas Navidades en casa de mi familia.
Mirad en que condiciones tan lamentables terminó Papa Noel 😯
Sor Casiopea

El undécimo mandamiento

“Ningún padre de la iglesia  ha sabido explicar  por qué no existe un mandamiento once que ordene a la mujer  no codiciar al hombre de su prójima” 

 (Benedetti)

Sor Casiopea

Entre la cama y el deporte…

Cucha que te chucha surrealista, mantenido entre Sor Casiopea y la hermana A:

Sor Casiopea: No, no me viene bien a esa hora, a ver si me pongo las pilas y me llego de una vez al Decathlon.
Hermana A: ¿Al de camas?
Sor Casiopea: Noooooo!, al de deportes!
Hermana A: jajajajaajaja
Sor Casiopea: 😳

Nota aclaratoria para quien no sea de Sevilla: Camas es la localidad donde está ubicado el citado centro comercial “de deportes”…

Sor Casiopea