Archivo de la etiqueta: Jesús

Jesús espera tu llamada

Ayer nuestro querido hermano Spiderman parece que dejó esperando a alguien muy importante…

Sor Tea

Y comieron perdices

El sábado me reuní con mis padres, uno de mis hermanos y su familia en un cafetería para desayunar, y pude disfrutar durante un rato de mis sobrinos Ra (8 años) y Al (6 años). Esta vez se dedicaron a contarme chistes y entre ellos los que más me gustaron fueron estos dos:

Esto es la ultima cena, está Jesús y los apóstoles y llega el momento de bendecir el pan y el vino.

En esto que San Pedro cae en que no ha comprado el pan.

Pedro: Pablo, Pablo ven aquí.

Pablo: ¿Qué pasa Pedro?

Pedro: Que se me ha olvidado comprar el pan, ¿Qué podemos hacer?

Pablo: No pasa nada vete a la tienda de al lado y compra unos bollicaos total para el caso es lo mismo.

Pedro se marcha a por los bollicaos y regresa a la casa donde los prepara en una bandeja y la coloca ante Jesús.

Jesús: Pedro, ¿Que es esto?

Pedro: Unos bollicaos señor ya se que tenia que ser pan pero…

Jesús: No, no Pedro no te líes tu ya sabes lo que quiero.

Pedro: No entiendo señor, yo…

Jesús: Pedro…Tu sabes lo que yo quiero…

Pedro: Señor nos os entiendo no se…

Jesús: !Pedro¡ ¿Donde corcholis están los cromos?

Este chiste hizo que me acordara de la cantidad phosquitos que tuve que comer de niña sin gustarme, y sólo para que me dieran el regalito.  Vamos algo parecido a lo que les pasa a mis sobrinos con los huevos Kinder, le pegan un bocado y dicen que ya no quieren más. El segundo chiste fue este:

– Oye Pepe, ¿tú que colonia usas? – Lavanda.

– Pues me parece que se te ha muerto algún músico. 

A última hora mi hermano improvisó una tarta con una trozo de dulce de manzana y mi cuñada sacó del bolso unas velas.

Cuando terminé de soplar las velas se produjo el siguiente cucha que te cucha:

Ra: ¿Qué deseo has pedido?
Al: Eso no lo puede decir, pero yo lo se.
M. Superiora: Ah si, ¿y qué he pedido?
Al: Que seamos felices…
M. Superiora: Pero que niño más listo 🙂
Al: Y que comamos perdices, … ummm perdices….Tita es que a mi no me gustan las perdices 😦

Me retiro a limpiarme la baba 🙂

M. Superiora

Jesús te está mirando

Un ladrón, linterna en mano, entró a una casa a hacer de las suyas.
Cuando estaba escudriñando por la cocina en busca de la platería escuchó una voz que le dijo:
-Jesús te está mirando
El ladrón se sobresaltó, apagó la linterna e inmediatamente se puso a averiguar de dónde salía esa voz.
-Jesús te está mirando-, volvió a escuchar.
Así que encendió nuevamente su linterna y vio, encerrado en una jaula, a un loro que le repitió:
-Jesús te está mirando
El tipo se rió y le respondió:
-¿Y tú quién eres?
-Soy Moisés-, contestó el loro.
-¿Y quién fue el imbécil que te puso Moisés?
-El mismo imbécil que le puso Jesús al doberman que está detrás de ti.

Sor Casiopea