Monjas Guardaespaldas

La corrupción del gobierno filipino ha llegado a tales extremos que la Iglesia se ha unido a la oposición para intentar combatirla. La custodia de algunos testigos protegidos no se les encomienda a los soldados o policías, por temor a que sean sobornados, sino a un grupo de monjitas, “Los Ángeles Protectores”, que unidas de la mano y rezando forman un círculo alrededor del protegido.

monjasguardaespaldas.jpg

Estas valientes monjitas tienen como única arma de defensa el gran respeto que los filipinos sienten por ellas, y se ofrecen a servir de escudo humano para proteger a los testigos que declaran contra el gobierno de la presidenta Gloria Macapagal Arroyo.

Desde el año 2001 han muerto asesinados 14 jueces y 26 abogados.

Visto en: Periódico de Extremadura

¿Funcionaría de igual manera la barrera con sacerdotes?

Anuncios

5 Respuestas a “Monjas Guardaespaldas

  1. Y yo que pensaba que se había perdido el respeto.

    Hay que tener mucho valor para hacer estas cosas, les mando un ole, ole y ole.

  2. Carlos Alonso CALLERO

    Una de las últimas informaciones que yo he podido recabar a propósito de este tema, compañeros, es que Santiago Carrillo, cuando dirigía la checa de Madrid, en la que se asesinaba impunemente a centenares de mujeres simplemente por estar casadas con militares del bando nacional, se prostituía en la Puerta de Campo por una perra gorda o, a veces, por un chusco de pan duro.

    Además, solía asesinar a monjas y religiosos por el mero hecho de pertenecer a la Iglesia católica y porque, en realidad, era un julandras guarrindongo que siempre le encantó que le dieran por detrás con un crucifijo de madera de abeto (que es de textura más suave, según él mismo cuenta en su propia biografía) o con una “caña rajá” cuando ya tenía el ano demasiado insensible para gozar de tanto triquitraque.

    Pero ahora viene lo mejor, compañeros: según los últimos datos reunidos, todos los sindicalistas de UGT y CCOO e, incluso, la mayoría de los defensores de la democracia española, son de la acera de enfrente, es decir, homosexuales reprimidos que deseaban que llegase la transición en nuestro país simplemente para mantener relaciones sexuales entre ellos. Como así ocurrió.

    Ahora todos tienen el culo más abierto que las cuevas de Altamira. Ellos sabrán por qué.

    Pero, compañeros, aún sé más. Dicen, y yo sé que es verdad por lo que cuenta en su libro el historiador de Historia Contemporánea Xavier Tusell,
    que la mayoría de los españoles que se ríen de las religiosas que tan pacíficamente se entregan a Dios en sus conventos sin molestar a nadie, son unos hijos de mala madre que pronto encontrarán su destino en la tumba o se ganarán la vida cascándosela a algún señorito pera de nuestro país o al mismísimo Rouco Varela. Y si no, al tiempo.

  3. sois unos julandrones, tanto Úbeda como la madre superiora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s